hasta siempre, Arturo Corcuera

Melanie C, más que una Spice Girls

Publicado: 2012-09-25

Por Sergio Paz Murga

Hablar de Melanie C es sinónimo de talento, perseverancia y sobre todo, una voz extraordinaria. Para nadie es desconocido que ella era, de todas las Spice Girls, la única que tenía el potencial para desarrollar una carrera en solitario sin temor a hacer el ridículo.

Y así fue. Melanie C hace tiempo dejó de ser “Sporty Spice” para erigirse como una artista con nombre propio, con un estilo diferente a la maquina pop de las chicas picantes, más rockera, o con mensajes más lúgubres cuando lo desea, sin por ello renunciar a otros estilos como el electro dance.

A lo largo de su carrera como solista ha vendido más de 10 millones de discos, una cifra nada despreciable para una ex Spice, que ve como sus antiguas compañeras han hecho todo lo posible para mantenerse en el mundo de la industria musical y han fracasado.

Pareciera que el mundo no las quiere sueltas, son parte de un engranaje perfectamente establecido que vuelve loca a la audiencia. Todas se complementan, se refuerzan en el escenario y, aunque hay algunas que destacan más, se las adora como diosas de un Olimpo musical.

Sin embargo, como Mel C la cosa es distinta. Siempre se destacó por su voz y era la abanderada de la banda femenina más exitosa de la historia cada vez que se requerían sus agudos en algunos de los melosos y bailables temas de las Spice.

Su paso como solista no sorprendió a sus fans e incluso fue alabado por aquellos que veían en esta joven inglesa un deseo de superación diferente al de sus amigas, a veces más concentradas en lo superfluo como la moda –véase a Victoria Adams– y el escándalo –Melanie B–.

Siempre una artista

Melanie Chisholm siempre las tuvo claras: ella quería ser una artista. Lo curioso es que siempre sintió más fascinación por el baile que por el canto y soñaba, según ha contado, con ser una gran coreógrafa y no una compositora.

A los tres años ya ensayaba sus primeros pasos coordinados al ritmo de una canción setentera de disco y cantaba a viva voz los temas de Abba que rayaban en el Viejo Continente, pero no fue hasta los 16 cuando consiguió realizar uno de sus sueños al ganar una beca para el instituto de danza The Doreen Bird Dance School de Inglaterra.

Sin embargo, la oportunidad de oro no le llegó hasta 1994 cuando logró pasar una audición para ingresar a un nuevo grupo femenino de música creado por los productores Chris y Bob Herbert.

Según cuentan miembros allegados a la agrupación, lo de Mel C fue rotundo: Fue la primera en ser seleccionada no solo por su belleza sino por sus cualidades vocales. “Ella era la base de las Spice y a la que recurríamos cuando habían una exigencia en el estudio de grabación”, dijo Bob Herbert.

Según Melanie no había dudas de que la banda sería un éxito en el Reino Unido pero jamás pensó todo lo que ocasionaría a nivel internacional.

Con “Wannabe”, en 1997, el grupo había logrado posicionarse como número uno en 31 países, algo no visto para una banda británica desde los años de The Beatles.

Con un look deportivo Mel C, disfrutó de tres años de un éxito irrepetible: Dos álbumes, tres giras mundiales, decenas de millones en publicidad y 80 millones de discos vendidos.

Pero la fama y el éxito tuvieron un precio muy alto que pagar: La joven artista sufrió desórdenes alimenticios y de adicciones a los fármacos que provocaron, a inicios de la década, que suba de peso alejándola de esa figura esbelta a la que estaban acostumbrados sus fans.

Se necesitó de la ayuda de expertos nutricionistas y hasta siquiatras para que Mel C pueda volver a subir a los escenarios, aunque nunca se alejó de los estudios de grabación. “La música fue mi mejor medicina pero la presión de estar con una talla cero era insoportable”, dijo la cantante a la revista alemana Bravo.

Desde 1999 Melanie C ha grabado cinco álbumes que han tenido mucho éxito no solo en Reino Unido, sino también en Europa, donde recuerdan su trabajo con las Spice Girls.

Ella posee el récord de mayor cantidad de sencillos posicionados n° 1 en Inglaterra en lo que respecta a artistas femeninas, igualada con Madonna, ambas con 11.1

Se ubica también en la tercera posición entre los artistas británicos que mayor cantidad de sencillos han co-escrito, solo detrás de John Lennon y Paul McCartney. Y también es la única artista femenina en alcanzar el n° 1 de Inglaterra como parte de un quinteto, un cuarteto, un dúo y en solitario.

“Cuando pienso en mi carrera me siento orgullosa. He disfrutado de dar conciertos en lugares enormes –con la Spice Girls–, pero también en lugares pequeños e íntimos”, dijo recientemente. “Fui una diva y ahora no quiero serlo si es que por eso debo renunciar a quien soy”, agregó. Importante lección para una artista que, a base de su voz y sus escritos, quiere hacer la diferencia en una industria dominada por elementos pasajeros. Ella sí tiene el “Girl Power”.

 


Escrito por

mundomula

Sergio Paz Murga, profesor y periodista especializado en Medio Oriente. Jayme Arnao, fotógrafo y corresponsal extranjero en Francia.


Publicado en

MundoMula

Otro sitio más de Lamula.pe